La historia del Palacio de Larrinaga

LA LEYENDA DE LA HISTORIA DE AMOR DEL PALACIO DE LARRINAGA

 

El naviero vizcaíno Miguel Larrinaga se enamora de Asunción Clavero al asistir a un servicio religioso en la Basílica del Pilar a finales del siglo XIX. El 23 de octubre de 1897 formalizan su amor cuando tenían tan sólo 24 años y se trasladan a Liverpool dónde el acababa de ser nombrado director de la naviera Larrinaga. Se casan allí en Nuestra señora del Monte Carmelo.

matrimoniolarrinagaviejos2-606x224

 

Asunción era una aragonesa natural de Albalate del Arzobispo que tuvo que adaptarse a un país dónde todo le era ajeno, además de su religión el idioma, las costumbres…

asuncionjoven-606x599

Por el contrario, Miguel era nacido en Liverpool, llegó a la capital aragonesa con el fin de cursar su carrera de leyes, y acabó cursando el mayor de todos proyectos, encontró el amor de su vida y formó una maravillosa familia.

Transcurren muchos años, pero Asunción nunca pierde la esperanza de regresar a su querida Zaragoza, Miguel es consciente de ello y encuentra la forma de compensar todos los años que su esposa se había apartado de sus raíces.

Deciden que su retiro sería allí y en 1901 se encarga la realización de la obra del palacio al prestigioso arquitecto Félix Navarro. Se necesitaron más de 17 años para su construcción, cómo se puede comprobar los caballitos de mar, anclas y demás motivos marineros recuerdan en todo momento el origen de la familia de Miguel. “Sería la casa dónde disfrutarían de su amor”.

Posee una superficie de 676 m2 y tiene una altura de 14 m. El edificio destaca sobre todos los construidos en la época y afortunadamente hoy en día lo podemos visitar y admirar. Recorrer sus habitaciones con elementos plateresco, barroco y rococó.

El Palacio en un principio se llamaría “Villa Asunción” como prueba de ese gran amor que Miguel profesaba a su mujer. Lamentablemente las historias de amor y más en aquellos tiempos no todas tenían un final feliz.

Asunción cuando contaba 65 años muere de una trombosis pulmonar y el palacio se convierte en un proyecto sin terminar sabiendo que Miguel Larrinaga nunca viviría en una casa sin ella.

Actualmente el Palacio es propiedad de Ibercaja que lo restauró consolidando sus estructuras y devolviéndole su antiguo esplendor.

 

Sin comentarios

Déjenos un comentario

No comment posted yet.

Deje un Comentario

↑ Vuelta al principio ↑

ZARAGOZA HOTELES

Todos los derechos reservados · Aviso legal

Facebook Twitter Wordpress