MANTOS DE LA VIRGEN DEL PILAR

La Virgen del Pilar posee una extraordinaria colección de mantos, concretamente 560, que se guardan en la Sacristía de la Basílica del Pilar. Todos los mantos tienen la misma forma y dimensiones. Existen mantos de variados soportes, realizados con distintas técnicas y donados por diversos oferentes (personas individuales, familias, empresas, hermandades y cofradías,  instituciones políticas y culturales, etc.). En cuanto a los colores, se intenta que se adapten a los colores litúrgicos: blancos, verdes, morados, azules o rojos.

Actualmente todas las noches, una vez cerrada la Basílica, el Capellán de la Virgen accede al camarín, retira el manto que la Virgen ha lucido durante ese día y procede a colocar el que vestirá al día siguiente.

El manto queda apoyado en una estructura de duralminio forrada de raso morado, llamado “poyero” o “portamanto”, y queda sujeto al pilar mediante unas cintas que llevan cosidas todos los mantos en sus extermos superiores. Habitualmente se decora el arranque superior del manto con un embellecedor metálico, a modo de “ceñidor”. Concretamente, la Virgen dispone de dos: uno realizado en plata repujada con incrustaciónd e piedras preciosas y esmaltes reproduciendo escudos, y otro labrado en oro y piedras preciosas.

Hay ciertos días al año, los cuales la Virgen no lleva manto, esos días son: todos los 2, 12 y 20 de cada mes, exceptuando el 12 de octubre en el que luce el manto llamado “del Cabildo”, y el 20 de Mayo. En estos días se conmemoran las fechas más señaladas de la devoción pilarista: La Venida de la Virgen a Zaragoza el 2 de Enero del año 40, La Solemnidad del Pilar el 12 de Octubre y La Coronación Canónica de la Virgen del Pilar el 20 de Mayo de 1905.

 

 

 

 

 

Sin comentarios

Déjenos un comentario

No comment posted yet.

Deje un Comentario

↑ Vuelta al principio ↑

ZARAGOZA HOTELES

Todos los derechos reservados · Aviso legal

Facebook Twitter Wordpress